Comercio Electrónico: cifras, mitos y realidades

El número de transacciones digitales en Colombia viene en aumento¹, gracias no sólo al creciente número de empresas con presencia en internet², sino también a esfuerzos como los de Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, CCCE por sus siglas, quienes entre otros, han promovido eventos a nivel nacional como los ‘CyberLunes’, feria virtual que pretende incentivar y expandir la transformación tanto de consumidores como de empresarios al modelo de comercio digital.

Sólo el Cyberlunes organizado en 2017 alcanzó 700.000 transacciones por cerca de $400.000 millones de pesos lo que corresponde a un incremento del 37% frente a la versión anterior del evento, esto en sólo dos días, dato que nos da una idea del volumen de dinero que se está trasladando al mundo digital.

Por otra parte, las entidades reguladoras vienen aunando esfuerzos para garantizar la seguridad en estas transacciones y de la navegación en internet en general, tarea que no es para nada sencilla, teniendo en cuenta que el alcance y las miles de facilidades que nos ofrece internet, pueden jugar en contra nuestra si no tomamos las precauciones necesarias.

Inseguridad en el Comercio electrónico

Sin duda esta transformación del comercio tiene más aspectos positivos que negativos;

Por un lado ofrece un entorno favorable para emprender puesto que en internet se pueden abarcar mercados que con un negocio tradicional serían mucho más difíciles de alcanzar.

Además, no se necesita un espacio físico para comenzar un negocio, lo cual es un alivio enorme para el bolsillo, sobre todo si se va a emprender desde cero con poco capital.

Sin embargo, Las compras por internet en algunas personas generan miedo e inseguridad, incluso aunque no hayan tenido algún problema puntual, esto en parte causado tanto por desconocimiendo como por dejarse contagiar por las malas experiencias de algunos usuarios.

Naturalmente estas transacciones en su gran mayoría tienen un nivel de incertidumbre muy alto, debido a que los negocios, a diferencia de lo tradicional, estos se hacen muchas veces sin haber cruzado una sola palabra entre comprador y vendedor.

No queriendo decir que esto sea una razón para que algo salga mal o sea un motivo para sospechar, ya que todos somos familiares con alternativas cuyo objetivo es hacer más sencillo el libre comercio, como lo son MercadoLibre, OLX o incluso ahora Instagram, son los más preocupados por hacerlo lo más seguro posible y a su vez mejorar la experiencia de compra, en lo posible reduciendo el contacto personal.

Las empresas se esfuerzan por generar la mayor confianza posible en sus productos por obvias razones, implementando mecanismos que garanticen la seguridad en las transacciones tanto para compradores como para vendedores.

Ejemplo de esto es Mercado Libre con su opción de pago seguro, parte de lo que denominan como: compra protegida, en donde como empresa, cumplen función de intermediario entre las dos partes involucradas, cosa que funciona y elimina algunas brechas en la seguridad de las compras en línea, por lo menos en su plataforma.

Otros, como OLX, optan por hacer campañas de educación en compras digitales, de cómo darse cuenta de si una oferta es una estafa, o como asegurarse de que el producto que me ofrecen es el que me va a llegar.

Dicho esto, nos preguntamos ¿qué es lo que está fallando con el comercio electrónico? ¿Somos los usuarios el problema? para responder a estas preguntas tengo las siguientes 3 hipótesis, qué creo son los principales problemas hacia donde debemos voltear la mirada y trabajar en ellos como usuarios, antes de buscar soluciones externas.

Exceso y falta de confianza.

Exceso, porque no nos tomamos el tiempo de indagar si la oferta que estamos viendo es real.

Es tan sencillo como revisar el historial de ventas de un perfil, en el caso que sea en un portal de compra y venta libre, esta información puede no encontrarse a simple vista pero con atención y paciencia se puede encontrar sin problema.

De igual forma los comentarios o reseñas son bastante útiles para valorar si un vendedor es o no fiable, como lo mencioné antes, y se cumple más en este tipo de sitios web de venta, si nuestra experiencia es buena y todo salió bien, quedamos satisfechos, no expresamos nuestra satisfacción a menos que lo obtenido haya sido fuera de lo común, pero si la experiencia es mala con total seguridad nos vamos a hacer escuchar, así que esto es una manera de verificar sin mucho esfuerzo la calidad de una publicación de venta.

Falta de confianza simple y llanamente porque la transición de las transacciones físicas a digitales naturalmente es progresiva, por lo que no todos estamos familiarizados con la manera en que funciona el comercio hoy en día y esto hace que por desconocimiento exista cierta desconfianza que con educación se puede resolver.

Informalidad en el comercio.

Uno de los factores que más influye a la hora de que el comprador tome una decisión es la confiabilidad que proyecte el vendedor, esto muchas veces es fácil de ver como lo mencioné en el párrafo anterior, sin embargo, la culpa es en gran parte también de los vendedores que no invierten en formalizar su empresa.

En la gran mayoría de los casos, más comúnmente en los negocios que nacieron en redes sociales como Instragram y Facebook, en donde la fiabilidad de un vendedor se mide por su reconocimiento en la red, y últimamente por su labor de autoreconocimiento con evidencias de clientes satisfechos y ventas concretadas, se ha ido perdiendo gradualmente esa confianza debido a que cada vez es más fácil aparentar que se es reconocido e importante en la red.

Con suficiente tiempo y dedicación se puede montar una página de ventas falsa, aplica también para Influenciadores, como lo podemos ver en este post

Por esto se generaliza el concepto y se estigmatiza que las ventas por redes sociales no son seguras, cabe resaltar que existen muchas que tienen una larga trayectoria y además de reconocidas son muy profesionales y honestas, pero cierto es, que aunque dichas redes han ido incluyendo funcionalidades para ventas, su objetivo inicial no fueron las ventas, ni mucho menos asegurarse de que estas sean lo más seguras posible, aunque seguramente llegaremos a esto.

Por tanto hace falta transformar el modelo de ventas de redes sociales a un E-commerce formal especialmente si se quiere que el negocio crezca, scale, se automatice y aproveche otras herramientas que le puede ofrecer un negocio digital, eso sí, sin dejar de aprovechar la atención que tienen en redes, pero esta vez para llevar a los compradores a un sitio seguro que promueva la confianza para ambas partes y de paso los haga crecer como negocio.

Euforia comercial.

Eventos como el Cyber-lunes en Colombia o Black Friday en Estados unidos están perfectamente diseñados para atraer nuestra atención, y mejor (o peor) aún, para mostrarnos justo lo que tanto hemos estado buscando a un precio que no lo vamos a encontrar en otro sitio.

Este es el mensaje que nos transmiten, y que casi siempre logra su objetivo, hacernos tomar acción, comprar, pero no sólo comprar, es comprar algo que quizás no necesitamos, que quizás no está al mejor precio y peor, que en ocasiones no estamos en capacidad de pagar, pero que finalmente adquirimos por no tener capacidad para controlar nuestras emociones.

Si nos toma muy poco tiempo decidir, hay que pensarlo dos veces. Muchas veces nos encontramos con ofertas increíbles, que nos distraen de otras cosas importantes como verificar si la compra es segura, si es un proveedor confiable o si el método de pago es seguro, es por esto que se producen muchos fraudes más que todo en portales de libre comercio, se ofrecen precios exageradamente buenos, con ello se atrae la atención, en algunos casos se finge exclusividad o urgencia en la venta, con el fin de concretarla rápido y que el comprador no lo analice mucho. Importante, debemos pensar antes de comprar.

fuentes:

  1. El valor de las transacciones digitales llegó a $41,3 billones en Colombia
  2. El e-commerce en colombia
Avatar

Carlos Chaparro

Ingeniero industrial UIS / Mentor en emprendimiento - Apps.co / Suricato desde 2017 / Apasionado por la tecnología, los deportes y el medio ambiente.

CONTÁCTANOSSuricata Labs
Somos un hub de desarrollo de negocios que a partir de la innovación y el uso de la tecnología fomenta la generación de nuevos negocios y el crecimiento de empresas.
¿DÓNDE PUEDES ENCONTRARNOS?Nuestras Oficinas
https://suricatalabs.com/wp-content/uploads/2020/03/mapa-suricata-labs.png
SOCIAL MEDIASíguenos en Redes Sociales
Haz parte de la comunidad más dinámica
https://suricatalabs.com/wp-content/uploads/2019/06/red-de-emprendimeinto-de-santander.png
CONTÁCTANOSSuricata Labs
Somos un hub de desarrollo de negocios que a partir de la innovación y el uso de la tecnología fomenta la generación de nuevos negocios y el crecimiento de empresas.
¿DÓNDE PUEDES ENCONTRARNOS?Nuestras Oficinas
https://suricatalabs.com/wp-content/uploads/2020/03/mapa-suricata-labs.png
SOCIAL MEDIASíguenos en Redes Sociales
Haz parte de la comunidad más dinámica.
https://suricatalabs.com/wp-content/uploads/2019/06/red-de-emprendimeinto-de-santander.png