Lunes a Viernes8AM - 6PM
DirecciónCra 31 #51-31 Bucaramanga, Santander. CO
Síguenos:

Las causas estándar de las malas decisiones

Queremos poner sobre la mesa muy brevemente por qué muchas de nuestras decisiones salen mal: las causas estándar de la mala toma de decisiones.

El físico norteamericano Richard Feynman dijo:

«Sé lo que significa saber algo. Tengo la ventaja de haber descubierto lo difícil que es saber realmente algo, cuán cuidadoso debes ser con tus cheques y tus experimentos, lo fácil que es cometer errores y engañarse a sí mismo. Veo cómo las personas obtienen su información y tengo una gran sospecha de que no saben, no han hecho el trabajo necesario «

¿Cómo obtenemos nuestra información?

Simplemente no podemos hacer el trabajo necesario para poder tener una opinión sobre todo. Llevaría una eternidad. Sin embargo, es difícil decir: «No sé lo suficiente como para tener una opinión al respecto».  Entonces, tomamos atajos. La mayoría de las veces solo nos estamos engañando a nosotros mismos.

¿Cuáles son las causas estándar de la mala toma de decisiones y cómo nos engañamos a menudo?

Si bien hay muchos, estos son las causas que tienen más peso:

  1. Sacar conclusiones de un tamaño de muestra demasiado pequeño (fijarse en lo que mencionan pocas personas).
  2. Observar un problema a través de un solo lente.
  3. Fallar en entender los tiempos.
  4. El apego a los imperativos institucionales y sociales.
  5. Tener Ilusiones de grandeza.

Hablaremos de estos en detalle en algún momento, pero queremos ampliar brevemente cada uno de ellos para hacerte reflexionar:

  1. Sacar conclusiones de un tamaño de muestra demasiado pequeño.

    La gran mayoría de decisiones terminan basándose en lo que dijeron algunas pocas personas, a veces, una o dos, enserio ¿Somos así de confiados? Revisemos qué tan grande es nuestra muestra antes de tomar la próxima decisión.

  2. Observando un problema a través de un solo lente.

    Esta es otra deficiencia importante. Aquí hay solo dos formas en que esto se manifiesta. Primero, abordamos los problemas desde el lente de nuestra propia y muy estrecha disciplina. Como dice el viejo adagio, «al hombre con un martillo, todo parece un clavo «. Segundo, no consideramos cómo el problema mira a otras personas. Cuando se dice que veamos un problema desde todos sus ángulos o de forma “tridimensional”, significa que debemos mirarlo desde la posición de todos.

  3. No entender la escala del tiempo

    Solo hay cuatro tipos de relaciones, y solo una de ellas sobrevive al tiempo. Los malos negocios se van a la quiebra. Los malos socios se encuentran solos. Pero el tiempo se vuelve complejo en la toma de decisiones, porque, en parte, operamos en diferentes escalas de tiempo. El gerente general de una compañía podría tener un horizonte de tiempo diferente que el inversionista. El alumno uno diferente al del maestro. El negocio podría tener un horizonte de tiempo diferente al del cliente. Esto es importante, porque el tiempo domina el costo de oportunidad. ¿Qué más podrías estar haciendo con tu tiempo en este momento? Séneca dijo que «el tiempo descubre la verdad».

  4. El apego a los imperativos institucionales y sociales.

    Estamos conectados para ver lo que otras personas hacen en situaciones de incertidumbre e imitarlos. Esto nos sirve la mayor parte del tiempo pero no siempre. Conformarse con imitar comportamientos grupales casi siempre asegura que somos mediocres. Como dice el viejo adagio: «Cuando haces lo que todos hacen, no te sorprendas cuando obtengas lo que todos los demás obtienen».
    Otra dimensión de esto es el imperativo institucional para hacer las cosas como siempre se han hecho.

  5. Tener ilusiones de grandeza.

    Nos gusta pensar que somos diferentes. Que tenemos una idea o enfoque especial del problema, y que podemos ver algo que otros no pueden ver.
    La mayoría de las veces realmente no podemos y este pensamiento solo causa un exceso de confianza en nuestras habilidades y nos cierra a cambiar de opinión. De vuelta al físico Feynman que citamos arriba, la mayoría de nosotros no hacemos el trabajo necesario para tener una opinión y, sin embargo, nos engañamos pensando que tenemos alguna idea o enfoque correcto. Por supuesto, hay más causas comunes para tomar malas decisiones. ¿Cuáles consideras que deberíamos agregar? Déjanos tu comentario abajo ¡Cuéntanos!

Invitación suscribir newsletter

Suricata Labs

Suricata Labs

Somos un hub de desarrollo de negocios que a partir de la innovación y el uso de la tecnología fomenta la generación de nuevos negocios y el crecimiento de empresas.

One comment

  • Avatar
    Leonardo

    27/08/2020 at 8:28 am

    Excelente artículo

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con (*)

Suricata Labs - 2020